Citroën AMI: de dos épocas diferentes, pero creados para romper paradigmas

Translating…

Madrid Actualizado: Guardar

Más de 40 años después de que el Citroën Amidejara de fabricarse, la marca recupera ese nombre para un vehículo muy diferente a su antecesor. A primera vista, puede parecer que un turismo de gama media y unasolución de movilidad disruptivay 100% eléctrica no tienen nada en común. Sin embargo, las coincidencias van mucho más allá del nombre, el equivalente francés de la palabra «amigo», que hace un guiño a la filosofía cercana a las personas de Citroën.

Tanto el Citroën Ami 6 de 1961, como el Citroën Ami actual, nacen para cubrir nuevas necesidades y demandas de las personas y lo hacen con un diseño totalmente rompedor. En 1961, su objetivo era introducir a la marca en la gama media del mercado. Citroën, en aquellos años, tenía muy bien cubierta, con sendos modelos míticos, tanto el segmento de los automóviles de lujo, con el DS, como la categoría de los coches económicos y populares, con el 2 CV. Además,quería salir al encuentro de las conductoras, que empezaban a sentarse al volante.

Para enfrentarse al reto de ofrecer uninterior confortable con un volumen de maletero importante, el diseñadorFlaminio Bertonidibujó y esculpió la luna trasera con un ángulo totalmente invertido al que se suele utilizar habitualmente. De este modo, las personas que viajaban en la fila trasera disfrutaban del máximo espacio y se mantenía la estructura de carrocería de tres cuerpos con un amplio espacio de carga. Y todo ello en sólo 4 metros de longitud. En cuestión de estilo, rompió paradigmas con la incorporación de faros rectangulares en una época en la que todos los grupos ópticos eran redondos.

Actualmente, el Citroën Ami 100% Ëlectrico resuelve la demanda de movilidad ágil y sostenible en las ciudades con unasolución que también rompe esquemas. Este objeto de movilidad eléctrico es accesible a todos. No requiere permiso de conducir y se adapta a las necesidades de cada persona tanto con soluciones de car sharing como de alquiler de larga duración o propiedad.

Como el Ami de hace 60 años, tiene un diseño único en el exterior asegurando un alto nivel de confort en el interior. Sus amplias superficies acristaladas y su techo panorámico permiten disfrutar de la ciudad en 360˚ en un habitáculo cómodo, cerrado y perfectamente climatizado. La configuración de sus dos asientos y sus zonas de almacenaje situadas bajo los pies de la persona que conduce y en la parte trasera permitenaprovechar el espacio de un modo óptimo. En el apartado estético y de personalización, si el Ami 6 se abrió a más público con una amplia gama de tapicerías para los asientos, el Ami eléctrico dispone de opciones de personalización capaz de adaptarlo a los gustos y la personalidad de cada uno.

Por lo tanto, con casi seis décadas de diferencia, los Citroën Ami responden, de un modo innovador, a nuevas necesidades. Apostando por el diseño, el confort y el anticonformismo.

Lees Verder

Plaats een reactie