Audi inicia la comercialización del modelo SQ7 en España. Es el más potente de la gama que, con un motor diésel V8 de 4.0 litros, ofrece 435 CV de potencia y de motivos para desembolsar más de 100.000 euros.

Audi

Hace unos días escribíamos sobre el lanzamiento comercial delAudi A8 60 TFSIe quattro, la variante híbrida del buque insignia de la firma. Ese modelo es la demostración palpable de las capacidades tecnológicas del fabricante en el apartado de eficiencia y consumos. El nuevoAudi SQ7es diferente, va directo al corazón. Los ingenieros de la versión más potente de la gama Q7 deben cumplir con unas normativas, sí, pero su trabajo va más allá. Su compromiso con ladeportividad, la potencia y la sofisticaciónsupone no renunciar a nada.

El nuevo Audi SQ7 pasa a ser el más prestacional de su familia y también el más caro. Su rival directo y familiar lejano, elVolkswagen Touareg R-Line, se encuentra bastante alejado en el aspecto económico. Este último monta motor diésel V8 de 421 CV de potencia, pero su precio de salida es de 91.750 euros. El modelo que hoy nos ocupa podremos encontrarlo en los concesionariosdesde 114.050 eurosy eso sin sumar los extras, que rápidamente alargarían el ticket de la compra.

Existe un detalle sustancial a destacar en este Audi SQ7 y que se encuentra en su propulsión. El bloque de ocho cilindros en V cuenta con la ayuda de un sistema desobrealimentaciónalgo más rebuscado que en otros modelos. A los dos turbos habituales se le suma uncompresor de funcionamiento eléctrico, alimentado por 48 voltios. Estemotor eléctricono sustituye al convencional de 12 voltios, que se encarga de los elementos de confort como el aire acondicionado o los sistemas digitales del vehículo. Su función es la demejorar el rendimiento del motor en momentos críticos, como la exigencia de mayor empuje en la zona baja del cuentavueltas.

Este nuevo esquema motriz ofrece como resultado435 CV de potenciay unos alucinantes900 Nm de par máximo. Esto lo convierte en unSUVtremendamente rápido y ágil gracias, también, a la presencia de un cambio automático de tipo convertidor de par y latracción total quattro. Además, el SQ7 llega con suspensión neumática regulable de modo que se puede modificar la altura respecto al suelo. Veamos qué otros argumentos ofrece este vehículo familiar, capaz de enamorar tanto a la parte pasional como a la racional de un ser humano.