Alarmen en een overzicht van het coronavirus en een idee van een kanonskogel met een Audi A8

Translating…

“No infrinjas la ley, cuando estás infringiendo la ley”. Así se refiere Ed Bolian, del canal VINWiki y especialista delCannonball, al nuevo récord del Cannonball. En pleno confinamiento por coronavirus, alguien recorrió los más de 4.500 km que separanNueva York de Los Angeles en 26 horas y 38 minutosal volante de unAudi A8. Su objetivo era hacerse con el récord del Cannonball. Y lo consiguieron superando en más de 45 minutos el anterior récord. ¿Quién lo ha logrado? De momento, nadie lo sabe con certeza.

Los primeros rumores apuntaban a Ed Bolian, autor del récord de 2013 (28 horas y 50 minutos). Sin embargo, tal y como aclaró en su canal, no ha sido él. Lo único que se sabe es que fueron tres personas en un Audi A8 blanco de 2019, apenas disfrazado (parte de los pilotos traseros están tapados) y con un par de depósitos adicionales de gasolina -de esos que se usan en los barcos- atados en el maletero. Todo ello para parar lo menos posible.

Salieron del red Ball Garage en Nueva York, como marca la tradición, el 4 de abril a las 23h15 y llegaron al Portofino Hotel & Marina de Redondo Beach (condado de Los Angeles), algo más de 27 horas después. La fecha escogida, del 4 de abril al 6 de abril no podía ser la peor desde un punto de vista de imagen, teniendo en cuenta que intentar un Cannonball ya es de por sí una tremenda temeridad.

En principio no es algo que los autores no querían saliese a la luz tan pronto. Y ya no porque queda muy feo (por usar un término muy muy suave) cruzar un país a todo trapo mientras ese país y el resto del mundo está confinado en sus casas, sino porque se enfrentan a sanciones legales muy duras. Habitualmente, ese tipo de hazañas se hacen públicas algo más de un año después de que ocurriesen, cuando los delitos contra la seguridad vial cometidos en Estados Unidos han prescrito.

Sin embargo, un amigo delequipoautor del récord no pudo resistir a la tentación de publicar un Facebook una foto del coche en cuestión en un garaje, con el maletero abierto y en el que se ven los depósitos de gasolina adicionales. La publicación ya ha sido eliminada, pero los pantallazos ya están por todo internet.

Lo más gracioso es que aunque no se vea la matrícula y solo se ve una persona (que no tiene porque ser uno de los autores del récord),esa foto da bastantes pistasde quién ha cruzado el país o, en todo caso, como las autoridades estadounidenses podrían llegar hasta ellos. Sabiendo que la foto ha sido tomada en Estados Unidos sorprende la presencia de un logotipo Dacia junto al de Lancia en el muro del fondo. No debe haber muchos garajes en ese país con un logotipo de Dacia…

Una foto con demasiadas pistas

Cannonball coronavirus Audi A8

Pero sorprenden aún más la presencia de lo que a todas luces parece ser unCitroën BX 4TCen uno de los puentes elevadores, junto a un Ferrari 400i o 412i. Citroën vendió originalmente tan sólo 86 unidades de este coche del Grupo B de las 200 unidades que tenía que fabricar para homologarlo en el Grupo B. Destruyó su stock y tuvo que recomprar algunas unidades debido a graves fallos mecánicos. Se dice que todavía quedan unos 40Citroën BX 4TCen todo el mundo. Vamos, que ya es un coche raro de por sí, pero más aún en Estados Unidos.

Igualmente llamativo, pero algo escondido, debajo del Ferrari nos encontramos con lo que tiene toda la pinta de ser unPeugeot 205 GTI. De nuevo, no hay muchos de esos en Estados Unidos. En cuanto al Lotus Esprit verde y al Lotus Excel que hay debajo de los mencionados coches, aunque ya son algo más común al otro lado del charco, serán fácilmente identificables.

Cannonball coronavirus audi a8

En cuanto al récord del Cannonball per se, hay que recordar que inicialmente fue una idea del editor de ‘Car and Driver’, Brick Yates, en los años 70. Lo ideó para demostrar que era perfectamente seguro cruzar el país a gran velocidad, sin causar accidentes o interferir en el tráfico normal. Fue una reacción en contra de la introducción de los límites de velocidad.

Y hasta ahora, no hubo nunca ningún percance grave. Aunque, personalmente, pienso que en algún momento ocurrirá. Una cosa es ir rápido para querer demostrar que se puede hacer de forma segura (sea cierto o no) como en una Autobahn libre de límite, por ejemplo, y otra muy distinta querer marcar un crono. Y es que querer marcar un tiempo lleva a tomar riesgos, inevitablemente.

Peor además,hacerlo en plena emergencia sanitariapara aprovechar que en las carreteras solo hay camiones con productos esenciales, o trabajadores de sectores esenciales (sanitarios, limpieza, logística, energía, etc) que van y vienen, es en mi opinión una tremenda estupidez y un enorme desprecio hacia el resto de personas.

En Motorpasión |Hemos probado el Audi A8 2018: de buque insignia a nave espacial a base de tecnología|Probamos el Alpine A110 y sus 250 CV para 1.100 kg de puro placer de conducción

Lees Verder

Plaats een reactie